Tus palabras serán mis alas

Un minuto para pensar

Decídete

Voy a comenzar confesando algo que me cuesta horrores decir en público :

Noséandarenbici

¡Ya está dicho! venga, ahora te dejo un momentito para que te despiporres a gusto..…ummmm tampoco te pases ¿eh?.. deja que te explique: 

Resulta  que  yo ya nací ocupada y  en toda mi infancia no fui capaz de sacar un ratito para ese menester,  en su lugar, opté por los patines y mis rodillas dan prueba de que el aprendizaje no fue un camino de rosas. También practiqué la técnica del remolque rodado, te dejo un ejemplo ilustrado, para que entiendas en qué consistía esta magnífica experiencia.

c0435479c84ab679ace08d7227b1333c

 

 

 

Reconozco que me gustaría, me encantaría, saber dominar eso de  las dos ruedas,  me parece  superdivertido además de  sano y  encima ahora, que está de moda, me siento un poco más extraterreste de lo habitual. Y tú diras ¡pues aprende! pero no, ya  hace tiempo que tiré la toalla, porque aunque no lo creas, tengo los pies en el suelo cuando no vuelo  y soy consciente de que no me puedo permitir los efectos colaterales ( es decir todos los   collejones que conlleva la  etapa de instrucción);  lo primero porque duelen, y sinceramente no le encuentro la gracia por ninguna parte  y lo segundo es que un trompazo en mi cuerpecillo me sale, además del estropicio, carísimo  ( por si no lo sabes cuando estoy  de baja laboral los tres primeros días corren por mi cuenta ¿lo pillas?) Así que lo tengo asumido y cuando me da el ansia del pedaleo , entro en la terraza quito alguna prenda que siempre aparece colgada misteriosamente de la bici estática, me planto mi maillot negro, mis deportivas naranjas, me subo a ella  y coloco el ventilador justo enfrente de mí a la posición 1 (con moderación a ver si por la tontería me zasco una pulmonía y ya me dirás), introduzco los cascos en mis orejillas,  cierro los ojos y ¡¡flipas!!

Te estarás preguntando el porqué de todo esto, tú tómalo  solo como una breve introducción al tema que voy a tratar hoy que es:

LOS CICLOPEATONES 

Esta  modalidad consiste en ir subido en una bici y alternar ser peatón y ciclista al mismo tiempo,  adaptándose a las circunstancias y sobre todo   a lo que más convenga.

Hoy he tenido la ocasión de conocer personalmente a uno de ellos, porque hasta ahora los veía de lejos y me preguntaba cómo serían de cerca.

Al volver a casa, durante un pequeño tramo en el que tengo que incorporarme a una autovía, se ha producido tan esperado encuentro ¡pero yo aún no lo sabía!.

Ahi iba él , tan majo,  por su derecha  pedaleando tan ricamente  y yo como conductora respetuosísima,  calculando  el mejor momento de poder rebasarlo, sin que se viese por ello, perjudicado. Después del adelantamiento, he tomado  la siguiente  salida de la autovía hacia la ciudad, comprobando   por el espejo retrovisor, que él también llevaba mi mismo rumbo.

Al llegar al tercer semáforo ¡¡clinnn!! se cierra.

Disco rojo para todos.

Perdón ¿dije para todos? ¡Pues no!, porque el que yo pensaba que era un simple ciclista, de repente dando un giro, se transforma en peatón y decide unirse a los de su “especie”,  que lo miran con estupor cuando  han sentido  que algo les pasaba al lado como  una exhalación. Acto seguido sube a la acera y continúa su viaje entre los viandantes  a los que va esquivando, como cuando yo hacía las prácticas de bolos en la autoescuela.

Con el semáforo ya en verde retomo la marcha y giro por la calle, en el mismo sentido que mi querido amigo, y cuál es mi sorpresa que estando a su altura, decide que quiere abandonar su condición de vulgar peatón y se une al tráfico rodado; del susto que me ha dado me ha subido el corazón al hueco de las anginas y creo que todavía lo tengó ahí atrancado.  En éstas he bajado la ventanilla y al parar obligados por un  pequeño atasco, miro su rostro engafado (gafas negras pero negras negras), casco rojo y barba de tres días y le digo:

-Oye ¿ pero tú por donde vas?, aclárate porque, ¡vaya susto que me has dado!

A lo que me contesta sin inmutarse

-Voy por donde me sale de los..piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Y como si nada, se ha ido poco a poco serpenteando entre los coches,  hasta llegar al paso de peatones y cruzándolo, de nuevo se ha subido a la acera, mezclándose con los caminantes.

Con esto no quiero que ningún ciclista se me enfade, porque a lo mejor no todos ellos son cliclopeatones,  pero de verdad, y al hilo de una noticia que casualmente he escuchado esta mañana de un atropello ocurrido en Barcelona, pido que del mismo modo que los conductores debemos  extremar las precauciones cuando nos encontramos con un ciclista, ellos tengan la misma deferencia con el resto, tanto con los que van andando como los que vamos al volante. Querer ser peatón y ciclista a la vez, no puede ser

¡Decídete!

Leha

 

 

 

 


Los Invisibles

 

Invisibles casi  imaginarios

Al calor  de las luces los descubrimos de pronto,  humanos ante nuestros ojos.

El hambre les comió la boca, la indigencia les privó de voz, porque  no hay silencio más profundo que el que se halla sumergido  entre los harapos de  la pobreza.

Y nos miran, nos observan desde la frontera de su abismo, esperando una pizca de generosidad que salve y calme  nuestras conciencias maltrechas de sobras divididas y  gestos compungidos, corremos despavoridos del milagro  de sus pupilas, lagunas cristalinas de quietud  y  de miedo, aterrados de quedar atrapados, dentro de su dolor contenido.  

Leha

navidad17
FELIZ NAVIDAD  A TODOS

 “Solo los que pueden ver lo invisible,

pueden hacer lo imposible”


MALHERIDA

MALHERIDA

Se ha cerrado la puerta.

Un hilo de frío se acerca a mí

Me rodea

Me aísla

Me cierra…

La ruleta rusa gira

 

Alzo los ojos

No puedo creer que aún me busques en la  mirada clara y limpia de ayer, en aquellas caderas, hondonada donde te erigías para coronar el universo bañándote de luz. Luego tu aliento denso me apartaba  y el escenario se tornaba trágico……, me deshacías en migas que arrojabas con desaire hacia las nada donde ahora me encuentro.

4a61528c168c143e07608c96727cd126Las sombras de tu mundo me acotaron el paso obligando a deslizarme por el sumidero de las horas dormidas, cosidas en la piel con la espina de tus agravios, horas de doscientos minutos taladrando  mi nuca hasta partirme en dos, para meterme el miedo a golpes y hacer que mi voluntad se arrodillara ante tu furia forjando una y otra vez tus manos hasta hacerme astillas.



Instigador de mi tormento..

No me persigas; solo empléate si puedes, en borrar las palabras emborronadas de miedo que escribí en la pared, cuando de espaldas al mundo, me exiliaba y me convertía en una proscrita de mi propia vida y solo servía, para ser la esclava de tu ausencia
¡Que más necesitas!
mis quebrantos te sustentan.
He mendigado caricias, apretado la mordaza entre los dientes para silenciarte ante el ruido de la gente, hambreando la escoria de nuestro amor…
…..nuestro amor…

la boca me sabe a rancio.

mujer-caminandoAhora después de tantos años, me atrevo a derramar este puñado de coraje, arena de mi desierto, que  dejo escapar entre mis dedos para decirte adios, un adios tan sangrante como serán tus días ahora, cuando no tengas la dosis  de mí  pánico para alimentarte y te falte entonces el valor para afrontar tu desdichada vida.

Lehahiah

(Este relato no es  en absoluto autobiográfico aunque en él se hable en primera persona, es la denuncia, mi particular denuncia, por el maltrato psíquico y físico que siguen sufriendo  muchas mujeres  con motivo del día contra la violencia de género)

 

 


Para Sonia -Cine con los ojos cerrados

 

1370302_640px

 

Imagina por un momento que te dispones a ver un estreno en el cine. Estás acomodado en tu butaca, esperando a que la luz de la sala se apague, el sonido te aísle del mundo y seas abducido por  la pantalla durante las próximas dos horas, algo así como emprender un viaje, embarcándote en una historia  que sin ser la tuya de algún modo vas a vivirla,  por todo ello estás expectante;  pero algo inesperado sucede, sin más,  te colocan una venda en los ojos y te dicen que vas a experimentar como se  puede “ver” y  percibir la película con los ojos cerrados.

¿Eres capaz de hacerte a la idea?  Bueno espero que un poquito si y así te sitúas.

Te quiero contar que Sonia  es una amante del cine y su ilusión siempre ha sido poder formar parte de los entresijos del séptimo arte. Nada tiene de particular esa pretensión sino fuera porque Sonia es ciega. Ella ya ha tenido alguna incursión  en el teatro pero con este cortometraje  se sumerge en  su propia vida de la mano  de aquellos que prestaron su voz  a los protagonistas de las películas más relevantes de los últimos tiempos.Me parece un cortometraje original,  emotivo , real, entretenido y muy estimulante, en el cual y entre otras muchas cosas una vez más , nos enseña que   la voluntad  derriba cualquier obstáculo.  

 


Maniquíes de Carne y Hueso

10154117_677716625608680_8749446216516487816_n

Aprovechando la fecha que se avecina quiero poner de manifiesto  algunas prácticas que se están llevando a cabo por parte de ciertas empresas con mucho renombre y prestigio con la única excusa de querer proyectar “su propia imagen”.

Casi todas son conocidísimas marcas de alta cosmética, otras, firmas de alta costura de esas que rubrican con nombre y apellido, también se han apuntado a esta moda en auge, selectas  joyerías de renombre internacional y también sé de casas de complementos de ultimísima tendencia y moda. En todas ellas  curiosamente apuestan por  una  mujer elegantepracticaperfectaindependienteidealdelamuerte y más,  durante las 24 del dia, incluída por su puesto la noche; curiosamente también, para ello exigen  a sus colaboradoras y  dependientas unas directrices  muy claras y estrictas que sobrepasan   al consabido uniforme  y que  en mi opinión carecen de argumento, están totalmente injustificadas y son más que cuestionables porque creo que en definitiva anulan a que la persona pueda tener una mínima oportunidad de expresar su propia identidad , dando como resultado un prototipo de maniquí de carne y hueso.

 Cito tan solo algunas de estas cuestiones:

Llevar el pelo siempre recogido en coleta  alta  o si no se quiere  coleta, mantener la melena muy corta. ( No olvidemos que ninguna de estas empresas lo hace por una cuestión de higiene)

Maquillarse los labios de un determinado color, en muchos casos puede ser el rojo, o por el contrario un tono natural, pero si coinciden más de una colaboradora en el mismo turno de trabajo deberán de llevar todas el mismo color de labios.

Pintarse de un color concreto las uñas o por el contrario no llevarlas pintadas.

Según les  indiquen, delinearse o no, la raya de los ojos.

No lucir ninguna joya.

Llevar zapatos de tacón estipulado y con una altura más que considerable y nada recomendable casi todo el día, sobre todo cuando más afluencia de público hay.

En ningún caso  llevar medias.

No todas exigen todo a la vez  pero sí, todas ellas supervisan a sus empleadas por sorpresa, para advertirlo en caso de que se incumplan alguno de estos requisitos que consideran indispensables y son considerados como  falta, puesto que sumando tres, ya es motivo de despido.

Todo esto que cuento  ocurre aquí, a pie de calle, en muchos de esos  grandes sitios donde tú y yo vamos a realizar alguna compra .. esto  sucede en nuestro primer mundo, ese de la mujer trabajadora libre y los hombres de progreso, los mismos que nos echamos las manos a la cabeza cuando no entendemos como  son capaces de tolerar en otros países  que discriminen sin ningún pudor y acoten las libertades de sus mujeres cuando aquí somos tan democráticos tan equivalentes…. pero claro, aquí cuando algo huele a algo parecido a lo de allí, lo disfrazamos de puro marketing y de  estrategia de ventas, nada más  y  así nos quedamos mucho más tranquilos.

Lehahiah

??????????????????????????????????????

 


nO d E S i G u A l d A d ( en el día de la no violencia)

 

Cinco de la mañana ahí en Tijuana

Se oye un disparo desde una ventana

María mira hacia al cielo,

ya está acostumbrada

Es la banda sonora de cada madrugada.

Una pareja viviendo en Nueva York

Trabaja a jornada completa,

otra cuota, otro ordenador

Su tiempo se resume,

con tiempo que no consume

La banda sonora:

es el sonido de su reloj.

Doce de la noche en el sur de Europa

Pongamos que hablo de Madrid

La palabra crisis bautizará la mañana

Es la banda sonora de tanto repetir.

 

Si somos hijos, hijos de un mismo dios

¿Por qué siempre caen los mismos, por qué?, dímelo

Si somos hijos, hijos de un mismo dios

¿Por qué los ojos se nublan?

¿Por qué los ojos se acostumbran a todo este dolor?

Sào Paulo, siete de la tarde

Cacerolas en lugar de tambores inundan la calle

João sigue con lo suyo, con sus labores

Fuera suena la banda sonora de sus dolores.

Luis, con el mundo,

lleva una vida muy social

En la Red un millón de amigos,

Dice: No te pueden fallar

Pero en su casa hace un mes

Que nadie cruza su portal

La banda sonora:

Solitaria comunidad.

Un hombre camina por las calles de Dakar

Se pregunta si una enfermedad se puede orquestar

¿Quién traerá la vacuna?

Moneda y cambio de una fortuna

Una banda sonora que pronto se olvidará.

Si somos hijos, hijos de un mimo dios

¿Por qué siempre caen los mismos, por qué? dimelo

Si somos hijos, hijos de un mismo dios

¿Por qué los ojos se nublan?

¿Por qué los ojos se acostumbran a todo este dolor?

Y nos piden convivir,

sin perder la cordura

Dar la mano con soltura

a los Tipos de interés,

Aceptar su economía

como animal de compañía

Correr con ataduras

sobre su mundo de papel.