Tus palabras serán mis alas

Eduardo Galeano

Después de tanto caminar..en el mismo lugar

 

Este verano comenzó  a escucharse en nuestro país, Nº1 en ventas en EEUU ,  ha sonado y suena  en todas las emisoras de moda, en bares de copas, en todas todas las discotecas 

El artífice de tal éxito el cantante   estadounidense  Robin Thicke , el bombazo ” Blurred Lines”. Muchas han sido las asociaciones que han arremetido contra esta manifestación clara de un   machismo que huele a rancio,  donde  la figura de la  mujer es proyectada como claro  objeto sexual degradando su integridad, con expresiones soeces y  vulgares.

Han pasado meses, hoy mismo la he vuelto a escuchar, raro es el día que no la oigo por algún lado o si no otros muchos temas de estilo hip-hop o regatton destilando machismo a borbotones,  y yo me pregunto, hacia donde estamos girando??, para cuando la igualdad y el respeto?

No voy a colocar el vídeo que contiene las imágenes y la traducción, creo que con los datos que he facilitado, quien quiera encontrarlo lo tiene bastante sencillo, por el contrario dejo un texto de Eduardo Galeano,  que nos muestra una versión muy particular y  creo bastante  más fiel que aquella que nos cuenta el famoso pasaje del Génesis que todos conocemos, pistoletazo de salida  de un camino hacia la igualdad donde, después de lo  dicho,  me cuestiono cuánto hemos avanzado

Lehahiah

hoja_en_blanco_hojas_blancas_papel

 

 


Las Trampas del Tiempo

Espalda 1

Sentada de cuclillas en la cama, ella lo miró largamente, le recorrió el cuerpo desnudo de la cabeza a los pies, como estudiándole las pecas y los poros, y dijo:

-Lo único que te cambiaría es el domicilio.

Y desde entonces vivieron juntos, fueron juntos, y se divertían peleando por el diario a la hora del desayuno,

y cocinaban inventando

y dormían anudados.

Ahora este hombre, mutilado de ella, quisiera recordarla como era.

Como era cualquiera de las que ella era,cada una con su propia gracia y poderío,

porque esa mujer tenía la asombrosa costumbre de nacer con frecuencia.

Pero no. La memoria se niega.

La memoria no quiere devolverle nada más que ese cuerpo helado donde ella no estaba, ese cuerpo vacío de las muchas mujeres que fue.

juntos

Las trampas del tiempo


Eduardo Galeano