Tus palabras serán mis alas

Cáncer de Mama

19 Octubre lucha contra el cáncer de mama. Un pequeño toque de atención. (Octubre Rosa)

Desde que inicié mi andadura por esto de los blogs, cada mes de octubre  pinto estas paredes de color rosa. Por circunstancias que me comprometen con esta causa he querido hacer referencia a este tipo de cáncer  animando e inculcando como mejor arma la prevención a través de mamografías y  la autoexploración ( y aclaro:  el acto de prevenir no es más que   evitar la detección tardía del tumor haciendo que empeore su  pronóstico de curación que tan positivo es cuando  se diagnostica a tiempo)

Desde mi postura se entiende que he de estar  ( y quede claro que  lo estoy) a favor de cualquier tipo de  colaboración de ayuda o de manifestación que a partir de iniciativas ayudan  sobre todo a la investigación; a este tipo de eventos se unen un  importante número de instituciones,  asociaciones, ayuntamientos, y los mas diversos negocios, y aquí  es donde quiero hacer una pequeña reflexión .

Es evidente y demostrable que en  los últimos años se han ido sumando más empresas que dentro de su actividad normal anuncian y promocionan durante  estos dias productos “solidarios”, de   los cuales se  destina  un pequeño tanto por ciento de su importe,  a la investigación de este tipo de  cáncer ; así se lanzan campañas publicitarias, enfocadas a despertar la sensibilidad del público o bien de reclamar la colaboración de  aquellos que ya lo están por haber vivido en propia persona o de modo cercano esta traúmatica experiencia. Otras diseñan artículos expresamente dirigidos hacia tal causa (camisetas, pulseras, bolsos etc…) y añaden un tanto por ciento de la recaudación a las donaciones, he de decir también que algunas lo destinan integramente y aquí me quito el sombrero, porque dentro de lo loable que me parece todas estas gestiones no puedo dejar de pensar cual es la verdadera finalidad de todo esto .¿ Es en realidad la intención de colaboración lo que les mueve?  o tal vez a la estela de todo esto se activa un mecanismo que  su finalidad es realmente la de  incrementar las ventas?

Sea como sea,  bienvenida la ayuda que se aporta para que las investigaciones avancen sobre todo en estos tiempos donde los recortes han sido y siguen siendo especialmente agresivos en lo que se refiere a la sanidad. Mi pequeño toque de atención apunta a que me gustaría que del mismo modo que se movilizan para posicionarse  cerca de esta realidad y lo hacen publicitando su nombre pintándolo de rosa y gritándolo a los cuatro vientos, lo hicieran también  de puertas para adentro trasladando esa misma actitud solidaria con aquellas trabajadoras que sufriendo o habiendo sufrido la enfermedad, necesitan el apoyo y la consideración al incorporarse de nuevo  a su lugar  de trabajo tras superar la enfermedad. Hay puestos que no son los más indicados y presentan dificultades para aquellas mujeres que tienen su brazo afectado en los meses siguientes a la intervención, la solución pasa  simplemente por una pequeña reubicación, no parece tan difícil verdad? Por último decir que igualmente de necesaria que es la ayuda a las instituciones lo es el apoyo emocional y personal, desinteresado,  tan importante, tan reconfortante en esos momentos de incertidumbre y de  temor.

Lehahiah

Corto realizado y dirigido  el pasado año por Paco León (con su peculiar humor) cuyos beneficios se destinaron a garantizar la 2ª Beca para la investigación del cáncer de mama


Mujer de las mil batallas (Octubre es Rosa)

“La supervivencia al cáncer de mama está creciendo un 1,4% cada año, ha señalado estos días la presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer, María Luisa Cobos, “gracias a las campañas de prevención y a investigaciones que se llevan a cabo con ayuda de la AECC y otras instituciones para tratar de frenar y curar la enfermedad.

La importancia de que las mujeres se realicen una mamografía preventiva cada año, sobre todo a partir de los 45 años, para descartar que sufren cáncer de mama, que es el que más afecta a las mujeres (representa el 28,5% del total de tumores femeninos) y es el que más mortalidad causa en este sector de población.”

La presidenta de la AECC apuntó que una de cada 8 mujeres padecerá esta patología y que está creciendo la cifra de afectadas, pues hace años había un caso por cada 10 mujeres. La mayoría de los diagnósticos se producen entre los 35 y 80 años, siendo la edad más frecuente de aparición entre los 45 y 65 años. La responsable de la AECC animó a la población a colaborar económicamente con esta asociación para continuar investigando contra los 12 tipos distintos de cáncer de mama que hay.

 

 

195299_1719560775_809290493_q


195299_1719560775_809290493_q195299_1719560775_809290493_q

Al margen del tema principal la crisis del ébola  que nos ocupa y nos preocupa a todos, aporto los últimos datos  para seguir inculcando desde mi pequeño rincón, la  autoexploración y la mamografía rutinaria como herramientas de prevención para una enfermedad tan extendida como mortal puede llegar a ser si no se diagnostica a tiempo.

Lehahiah 

 

 

195299_1719560775_809290493_q

 


Que el miedo no te venza. ( Octubre es Rosa)

195299_1719560775_809290493_q

195299_1719560775_809290493_q195299_1719560775_809290493_q

María está preocupada.

Desde el pasado jueves no puede concentrarse en nada. Ni tan siquiera en la escapada del próximo fin de semana. Se plantea la posibilidad de anular la reserva que hizo por  internet  y decir a Luis que se vio obligada a   aceptar sustituir los dos días a una compañera que avisó repentinamente diciendo que  había cogido la baja.

Aquella llamada telefónica comunicándole que en su mamografía habían hallado una imagen sospechosa ha trastocado  inesperadamente su rutina, sus planes, en definitiva su vida .

No es capaz de centrarse en nada .

Tienen que repetir de nuevo la prueba  y si lo consideran oportuno es posible que le hagan una biopsia para descartar que se trate de un tumor maligno.

Qué fácil es perderse en ese  bucle  que  lleva una y otra vez de la incertidumbre al pavor. 

Tumor maligno….

Dos palabras ¿Cuántas probabilidades?

No es capaz de pensar en otra cosa y sin darse cuenta  va dejando la puerta abierta, el astuto miedo asoma, luego entra y después, se adueña.

Lehahiah

 399972_10151159150125168_1727626245_n1-crop


Octubre Rosa

77a842dc72cda5a3c4a29e591d16919c

¿Sabes que Octubre es su mes y que el rosa es su color?

¿Sabes que en las últimas dos décadas aumentó la mortalidad de manera alarmante, sobre todo en los países desarrollados  por una de las llamadas epidemias silenciosas del siglo XXI?

Qué si se detecta en sus etapas más tempranas, se estima una curación del 95% de los casos?

Sabes que 1 de cada 8 mujeres lo padecerán a lo largo de su vida?

Sabes que los tratamientos serían un éxito  en todos los casos  siempre y cuando la detección precoz pudiera evitar su propagación  hacia otros órganos del cuerpo?

Que las mujeres más jóvenes y las ancianas una vez diagnosticadas son las que peor pronóstico tienen por haber pensado que estaban exentas de riesgo y actuar demasiado tarde?

En realidad eres consciente del riesgo que asumes al no exigir una prueba tan sencilla y rápida como lo es una mamografía? 

¿Sabes que  autoexplorarte debería ser un acto rutinario ?

¿Porqué te empeñas en pensar que a tí nunca te ocurrirá y que esas “cosas”  solo pasan a “las demás”?

Y por último…

¿Sabes que nadie hará lo que tú no quieres hacer por ti? 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), reconoce los esfuerzos desplegados por las numerosas organizaciones nacionales e internacionales que cada mes de octubre organizan, el Mes de la concienciación sobre el cáncer de mama con el fin de aumentar la atención y el apoyo contra esta enfermedad, que tiene grandes probabilidades de cura.

Son muchas las empresas que se unen en torno a este ya próximo 19 de Octubre, mediante charlas, consultas,  actividad física como carreras y caminatas y con iniciativas tan estupendas como las que hemos visto en el vídeo.

Implícate en la lucha,

No te quedes parado y haz correr la voz..

368566

Lehahiah


19 de Octubre Dia mundial contra el cáncer de mama

Un año más 19 de Octubre, un año más,  pinto de rosa mi rincón, y  un año más,  corriendo el riesgo de parecer pesada, subrayo  lo importante  que es la  mamografía para nosotras,  la prueba que  salva la vida a las mujeres.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España se diagnostican alrededor de 22.000 nuevos cánceres de mama al año y esta es una realidad que no debemos obviar y que en un gesto de responsabilidad deberíamos asumir como una rutina anual, someternos a un examen que se complementa con  la autoexploración. Se habla de los avances que se están realizando, pero no nos olvidemos que uno de los mayores progresos ha sido y sigue siendo esta prueba, que muestra el inicio de la enfermedad desde las etapas más tempranas, y con ello la garantía de una  curación completa en  casi el  cien por cien de los casos.

La esperanza tiene hoy un color,El ROSA,  y a él me sumo  con optimismo  y   con el propósito de que al menos una mujer de las que  pase por este este post, decida concertar una cita…una cita con la vida. 

Hacerse una mamografía no es someterse a una prueba para que te detecten un cáncer sino para quedarte tranquila o tener la seguridad de que pase lo que pase, lo vas a superar. ¡Depende de tí !

 


 ¿Hacen falta más motivos que tú misma? pues también los tienes, aquellas personas que te  que te quieren y conforman tu vida.

Lehahiah

 


Johanna (19 de Octubre dia contra el cáncer de mama)

Un día normal amanece, como otro cualquiera, sin grandes pretensiones,  pero  en algún momento hay   un punto que  se rompe y se  fracciona,  apareciendo de pronto  la  gran caída de una montaña rusa que se precipita al vacío y un estigma se graba por siempre. Ya  nada seguirá el rumbo previsto, cuando ese día  termina en  el calendario de la vida existe una fecha nueva e inmborrable.





La mesa estaba repleta de revistas, la mayoría  femeninas, se podía decir que  en exceso porque Johanna llevaba rato intentando adivinar de que estaba  confeccionado el tablero cubierto de un imprevisto mantel collage. En las portadas diferentes modelos  posaban, publicitando marcas o simplemente complementando  algún que otro artículo o leyenda.

Todas ellas se mostraban impecables, la mayoría sonrientes , y cada una a su manera le resultaron a Johanna  insultantemente hermosas. Siempre se había sentido ajena a todas aquellas bellezas de papel cuché pero hoy le separaba un abismo de todo su género, podría decirse que hasta del humano, incluyendo a las mujeres  que había sentadas en aquella  misma sala, y  que esperaban impacientes a que la enfermera abriera la puerta y pronunciara su nombre de una vez por todas.

Había recibido la llamada hacía poco más de una hora y ya estaba sentada en aquella sala de espera.  Recordó  las palabras de  su compañera Raquel unos días antes en el trabajo

-¿Yo? ni loca…ni loca voy a hacerme una mamografía de esas  asi porque sí,  a mi  que me llegue antes  el aviso del hospital de que por edad me toca, no me gasto un céntimo en una prueba de algo para solo sirve para quedarme tranquila y marearme, si estas bien Johanna, a qué “leches” vas??

Eso mismo se preguntaba ahora, estaba perfectamente, no había notado nada extraño ¿y si se habían confundido? la doctora dijo  por teléfono que habían visto “algo” pero que estuviera  tranquila, aunque sin olvidar que también dijo que se pasara por la consulta lo antes  posible. Analizaba una y otra vez la escueta conversación, argumentándose con cada una de las razones que la respaldaban para estar tranquila y eran todas, no había nada que la hiciera pensar que tuviera porque preocuparse, ningún punto de todos esos que ponen en las estadísticas apuntaban hacia ella; asi que respiró hondo y se repitió una y otra vez que este percance iba a ser un susto tonto de esos que te dan el día. Los minutos resbalaban interminables  hasta que  se abrió la puerta, y  la enfermera  buscando con la mirada dijo su nombre , Johanna se levantó al momento, disfrazándose de una quebradiza tranquilidad que la pesaba como un traje de plomo,  dispuesta a terminar cuanto antes con ese mal trago….

De eso hacía casi un año, y en ocasiones parecía siquiera  un mes, momentos sin tiempo que eran como mirar desde la boca de  un túnel  donde las puertas se abren  de pronto y Johanna volvía a precipitarse en algunos momentos simplemente, con cerrar los ojos.

La palabra carcinoma había resonado en el habitáculo como una sentencia aplastante e incierta, después de una biopsia realizada tras una breve pero laboriosa intervención. El médico observaba atento cada gesto  y la sacaba a flote con palabras de optimismo y sonrisas, mientras Johanna se hundía por momentos en el fango del miedo,  después un empujón inesperado la arrancó de su  espejo hasta  estrellarse en  aquél punto de la pared donde su mirada vagaba perdida y  su mundo simplemente…  se paró.

La inmensidad de la nada la volteó como a una muñeca de trapo, adivino en ese instante que sería inútil resistirse y se dejo llevar por la corriente, de  vertiginosas aguas hacia la incertidumbre.

Se aferró con fuerza  al silencio construyendo  una apresurada y torpe fortaleza que se prestase indestructible, donde nada ni nadie pudiera dañar aún  más  su pequeño cielo, ahora desolado  arrasado por un vendaval inesperado y devastador, una muralla que protegiese su desnudez, frágil y lastimada, indefensa como  la mas breve de las criaturas que arrebataron ,  del regazo de su madre.






Pero  el tiempo torna la mirada  serena y calma, así pudo entenderlo varios meses más tarde  ver, que la suerte se levantó con ella aquella mañana,  cuando llamó por teléfono para concertar la prueba. Y mirar de frente al miedo, por mucho vértigo y tantos desvelos, pánico en ocasiones de enfrentarse a él y sucumbir a sus astutas artimañas. Sortear  la incredulidad y encontrarse con el resentimiento llenarse de ira recoger su fuerza y  acabar entendiendo que simplemente es algo que sucede,  del mismo modo que una mañana amanece y cualquiera  descubre que tiene un nuevo lunar en su piel que sin previo aviso aparece y que queda en el cuerpo perenne para siempre. Ahora sabe que pequeña cicatriz curva puede ser  una simpática sonrisa que la saluda afable o una grotesca mueca de total desagrado que la devuelve a aquellos oscuros dias, dependiendo como no, de su estado de ánimo, sujeto a los altibajos que conformaban su complicada existencia, Johanna es una mujer que camina aún titubeante.

Los puntos imborrables de la radioterapia,  simples anotaciones parecen delimitar un campo de batalla abandonado, quedaran allí para siempre, dejaron hace bastante de provocar el disgusto de las primeras semanas. Johanna se mira en el espejo, escruta la mirada, sus ojos  la contestan chispeantes y con un brillo renovado, guardan el secreto de  cuantos desconsuelos  anegaron y se sabe afortunada, nunca ha dudado en decirlo siempre que la preguntaron,  el día que decidió hacerse aquella prueba la suerte asomba a su ventana, porque tiene presente que anticiparse fue decisivo, la mitad de la partida vencida .

La lucha continúa, Johanna se coloca un lazo rosa en la chaqueta,su historia es un ejemplo  de que la MAMOGRAFÍA  diagnostica aún sin sintomas, el cáncer en sus etapas mas tempranas,  te cuento esta historia   sin saber si hoy es ese día que tal vez con una llamada, tu también puedas salvar tu vida…

Lehahiah

Dedicada a todas las mujeres en general,  para que no dejen pasar ese minuto tan importante y tan vital, a todas aquellas que hoy luchan contra esta enfermedad toda mi fuerza y de forma muy  especial para Johanna.
Gracias mi Doradita