Tus palabras serán mis alas

Archivo de Autor

DesaPego

La llave gira 

¿Ya  estás?.

Silencio

Arroja la chaqueta en  el sofá

Entra en la cocina

Huele a sopa hirviendo

Los labios se entreabren al tropezar  con  su boca

Un breve chasquido y ya está

Un nuevo  desencuentro de sus pupilas

Un capítulo más de una  soledad compartida.

Dos platos enfrentados en la mesa

El pan partido

Y en  un descuido  el  pie roza su pierna

Levanta los ojos

La mira

Ella sigue absorta soplando  el caldo de  la cuchara

De su frente, una liana de pelo  escapa al vacío

No deja de pensar en la mujer que tiene enfrente

recordando en qué  momento de su vida

había llegado a quererla.

Leha

 


Cuéntamelo de Colores

-El arco iris se produce cuando un rayo de luz se encuentra con una gota de agua que está suspendida en el aire, entonces la gota actúa de prisma y  descompone esa luz en todos sus colores y como esa luz entra y sale a través de la gota, lo refracta hacia la parte del cielo  en que está el sol y es cuando….

_¡¡¡No así no!!! Cuéntamelo como lo hace el abuelo

Sebas cerró el libro y  se frotó la parte posterior del cuello, miró el reloj, echó la cabeza hacia atrás, signo inconfundible de que empezaba a perder la paciencia

_ A ver Mónica, ¿cómo te lo cuenta el abuelo?

_Diferente.

_¿Pero, el abuelo mira el libro de naturales mientras te lo explica?

_¡Pues claro!_ lo dijo al mismo tiempo que asentía una y otra vez  con la cabeza de manera que no dejaba lugar a ninguna réplica.

-Entonces voy a llamar al abuelo para que me explique que es un arco iris.

-Pero el abuelo ahora no tiene el libro y no va a poder.

Imitando el tono y el timbre de su voz, Sebas se agachó y se puso frente a ella.

– Claro queu no va a poder porque en el libro solo pone lo que te he dicho yo, nada más, así que todo lo que te haya dicho el abuelo  es de  cosecha propia.

-¿El abuelo cosecha??

_Ya basta Mónica, deja de tomarme el pelo.  Son mas de las nueve  y en media hora tienes que acostarte, estoy cansado y no entiendo como a estas horas aún tengo que explicarte algo que deberías de saberte para mañana, creo que has tenido suficiente tiempo en toda la tarde para haber repasado el tema.

_¡¡¡Eres un aburrido!!!!- Y sin más se bajó de la cama de un brinco y corrió descalza hacía el baño con los ojos inundados de lágrimas.

-¿¿¡¡¡ Aburrido!!!??? ¿¿¡¡ Aburrido dices???  Y alzó la voz para que lo oyese –  yo no soy aburrido ¿¿me oyes??

Después de más de ocho horas entrando y saliendo de  la oficina, otra hora de atasco para volver a casa encontrarse a una niña con ganas de fantasear era una prueba de fuego, sobre todo si esa niña era tu hija, tiene siete años y siente una pasión desmesurada por su abuelo y sus batallitas fantasiosas.

-Papá soy yo ¿puedes explicarme  qué historia has contado ésta vez a mi hija?

-Ah hola hijo, je je je,  a ver ¿cuál de todas?

-A Mónica papá, ¿a cuál va a ser? Que yo sepa solo tengo una hija y te juro que va a ser así por los siglos de los siglos

-Amén hijo amén, qué mal humor tienes siempre, si cobraras a fin de mes por todo lo que gruñes te aseguro que vivíamos en un casorio descomunal en medio de una de esas urbanizaciones de postín a las afueras de…..

-¡¡Papá basta ya!!

-Pero hijo…

Arrojó el teléfono sobre el sofá; odiaba escucharse,  odiaba la manera que tenía de hablar  y tratar a todo el mundo, escupía rabia a todos por los que sentía un amor incondicional, más inexplicablemente se prodigaba en atenciones  y  en querer agradar a    personas que no le importaban en absoluto. Se supone que un relaciones públicas tiene que tener  la capacidad de conexionar con las personas, de establecer vínculos, de tender puentes, si era capaz de hacer todo eso en su trabajo, ¿ porque  resultaba tan complicado cuando trataba de hacerlo con los suyos?, debería de ser aún más sencillo y mucho más gratificante si cabe.  Con la palma de la mano abierta secó la humedad en los ojos, en la puerta Mónica le observaba, corrió hacia el sofá y cogió el teléfono.

-¿Abuelo?

-¡¡Móni!! ¿ y tu padre? Parece que se ha cortado

_No abu, que papá se  olvidó de que tenía puesta la sartén y salió volando y claro, te dejó plantado.

_Ahhh ya decía yo,¿ pero no es un poco tarde para no haber cenado?

_Ehhhhhh …….abuelo que luego te llama ¿vale?

Pulsó finalizar y se acercó a Sebas.

_ A mí me llaman cosas peores en el cole y no me enfado tanto, pero bueno, si te sienta tan mal que te lo llame lo retiro. Ya no eres un aburrido, ¡hale!

-Mónica no es eso, además tú te has enfadado también.

-Ya, pero lo mío es distinto, yo puedo llorar tú no.

-¿Ah no? ¿y porque no?

-Porque no papá, yo soy pequeña y me estoy haciendo y tú ya estás hecho.

Sebas la miró extrañado – ¿y eso que quiere decir?

-Pues eso, que yo puedo llorar y tú no.

 

Cuando volvió de acostarla en su habitación, se dejó caer en el sofá, estiró el brazo para bajar la intensidad  de la única luz que quedaba encendida y desahogó toda su hastiada tristeza.

 

El timbre del microondas sonó en la cocina justo cuando Sebas abrió la puerta de la habitación de Mónica,  ésta se asomó entre las sábanas y su sonrisa disipó cualquier huella de sombra que pudiera quedar de la noche anterior.

-Iris es una hermosa joven que lleva  hermanados en su cuerpo  la magia de los colores. Fue nombrada mensajera entre el cielo y la tierra, encargada por ello de proclamar el pacto entre los humanos y los dioses. Anuncia el fin de las tormentas, está casada con Céfiro, dios del viento del oeste,  Iris  igual de rauda  que su compañero,  es  capaz de  atravesar todas las regiones del mundo, bajar a las profundidades marinas y llegar hasta el último rincón del mundo subterráneo poniendo luz y color a la más negra oscuridad.

-¡¡Pero papá si esa es la historia que me contó el abuelo!! 

Sebas sentado al borde de la cama tomó en brazos a la niña.

Ayer entre sueños  recordé la leyenda que  el abuelo me   contaba para  que no me dieran miedo las tormentas. No es bueno olvidar de lo que estamos hechos ¿sabes?  así que voy a llamar al abuelo para que a partir de hoy me recuerde esas historias y   otras muchas cosas que necesito volver a descubrir.

Leha


SuperViviente

 

 

 

Sobrevives a la memoria

 

 Acercas la copa.

La derramo lentamente.

 Sin dejar de mirarnos,

 te suicidas  en mis entrañas

  el milagro nos sorprende,

haciéndonos eternos.

 

Y no importa 

cómo será el amanecer,

de ese día  que nos traiga

 la feroz condena de  olvidarnos.

 

 

 

Leha

 

 

 


Sit Well

 

 

Le sientan  bien tus lunares a mis dedos

Mi  indecisión a tu osadía

Tu sillón a mis pensamientos.

 

Le sienta bien tu tristeza a mi cama

Mi desnudez  a tu camisa

Tu amanecer a mi descanso.

 

Le sientan bien tus besos a mis desaciertos

Mi silencio a tus pupilas

Tu gobierno  a mi revolución.

 

Le sienta bien tu olvido a mi poema

Mi ventana  a tus quimeras

 Tu trinchera a mi timidez.

 

Me sienta bien este invierno proscrito

que invade nuestras mañanas

dando vida y sentido

a nuestras dulces batallas.

 

 

Leha

 

 

 


Días Contados

Cuando nos dimos cuenta,
teníamos los días contados.
Apuramos las noches
hasta quedarnos secos.
Secos quedaron los labios.
Seca la esperanza.
Seco el dolor.


Un niño con los pies descalzos regala corazones,
corazones nuevos, recientes,
corazones sin estrenar…
Nos mira desde lo alto de su pequeña cumbre
con la ofrenda entre las manos.
Somos su llanto.


Hay ángeles de piedra suicidándose en las catedrales,
y a nadie parece importarle,
solo al mar, que comenzó a recoger sus olas

 


La bruma dorada que envuelve los bosques,

se entenebrece,
por borrar nuestros cuerpos sin brazos,
nuestra casa sin dueño,
nuestros platos sin hambre.


Cuando nos dimos cuenta que teníamos los días contados,
comenzamos a ser puntos suspensivos
llenando de muerte, el final de cada frase.

Leha

 


Maniquís de carne y hueso

Han pasado dos años desde que escribí una  de las muchas realidades a las que las mujeres nos tenemos que enfrentar en el ámbito laboral (dejo aparte sueldos, designación de cargos, ect etc etc) Después de éstos dos años,  no ha sido necesario  mover ni un solo punto, ni una sola coma de este texto y yo me pregunto….¿De verdad  toda la parafernalia de carteles eslóganes y demás movimientos  del 8 de Marzo sirve para algo??  evidentemente  ¡¡NO!!10154117_677716625608680_8749446216516487816_n

Aprovechando la fecha que se avecina quiero poner de manifiesto  algunas prácticas que se están llevando a cabo por parte de ciertas empresas con mucho renombre y prestigio con la única excusa de querer proyectar “su propia imagen”.

Casi todas son conocidísimas marcas de alta cosmética, otras, firmas de alta costura de esas que rubrican con nombre y apellido, también se han apuntado a esta moda en auge, selectas  joyerías de renombre internacional y también sé de casas de complementos de ultimísima tendencia y moda. En todas ellas  curiosamente apuestan por  una  mujer elegantepracticaperfectaindependienteidealdelamuerte y más,  durante las 24 del dia, incluída por su puesto la noche; curiosamente también, para ello exigen  a sus colaboradoras y  dependientas unas directrices  muy claras y estrictas que sobrepasan   al consabido uniforme  y que  en mi opinión carecen de argumento, están totalmente injustificadas y son más que cuestionables porque creo que en definitiva anulan a que la persona pueda tener una mínima oportunidad de expresar su propia identidad , dando como resultado un prototipo de maniquí de carne y hueso.

 Cito tan solo algunas de estas cuestiones:

Llevar el pelo siempre recogido en coleta  alta  o si no se quiere  coleta, mantener la melena muy corta. ( No olvidemos que ninguna de estas empresas lo hace por una cuestión de higiene)

Maquillarse los labios de un determinado color, en muchos casos puede ser el rojo, o por el contrario un tono natural, pero si coinciden más de una colaboradora en el mismo turno de trabajo deberán de llevar todas idéntica tonalidad.

Pintarse de un color concreto las uñas o por el contrario llevarlas al natural.

Según les  indiquen, delinearse o no, la raya de los ojos.

No lucir ninguna joya.

Llevar zapatos de tacón estipulado y con una altura más que considerable y nada recomendable casi todo el día, sobre todo cuando más afluencia de público hay.

En ningún caso  llevar medias.

No todas exigen todo a la vez  pero sí, todas ellas supervisan a sus empleadas por sorpresa, para advertirlo en caso de que se incumplan alguno de estos requisitos que consideran indispensables y son considerados como  falta, puesto que sumando tres, ya es motivo de despido.

Todo esto que cuento  ocurre aquí, a pie de calle, en muchos de esos  grandes sitios donde tú y yo vamos a realizar alguna compra .. y si,  sucede en nuestro primer mundo, ese de la mujer trabajadora libre y los hombres de progreso, los mismos que nos echamos las manos a la cabeza cuando no entendemos como  son capaces de tolerar en otros países  que discriminen sin ningún pudor y acoten las libertades de sus mujeres cuando aquí somos tan democráticos tan equivalentes…. pero claro, aquí cuando algo huele a algo parecido a lo de allí, lo disfrazamos de puro marketing y de  estrategia de ventas, nada más  y  así nos quedamos mucho más tranquilos.

Leha

??????????????????????????????????????