Tus palabras serán mis alas

LA LOCA DEL MAR

 

Desde el cielo raso

hasta el fondo del mar,

exhausta y abatida

Shira alcanza la orilla.

Las manos hundidas,

los ojos turbados

tirita quebranto,

molida humedad

reniega a dejar de buscar.

Hinca las rodillas

se parte las uñas,

no para de escarbar…

y en la arena del hondo agujero,

el mar emerge de nuevo

y vuelve a asomar.

Shira revuelta de ira

levanta el cuello gritando

– ¿dónde fueron a parar??-

el cielo expoliado de luceros

la perla reina ¡¡qué sola está!

Furiosa rastrea la playa

después se va,

con el pelo cubriéndole el rostro

marañas de plata y de sal.

Leha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s