Tus palabras serán mis alas

Cuéntamelo de Colores

-El arco iris se produce cuando un rayo de luz se encuentra con una gota de agua que está suspendida en el aire, entonces la gota actúa de prisma y  descompone esa luz en todos sus colores y como esa luz entra y sale a través de la gota, lo refracta hacia la parte del cielo  en que está el sol y es cuando….

_¡¡¡No así no!!! Cuéntamelo como lo hace el abuelo

Sebas cerró el libro y  se frotó la parte posterior del cuello, miró el reloj, echó la cabeza hacia atrás, signo inconfundible de que empezaba a perder la paciencia

_ A ver Mónica, ¿cómo te lo cuenta el abuelo?

_Diferente.

_¿Pero, el abuelo mira el libro de naturales mientras te lo explica?

_¡Pues claro!_ lo dijo al mismo tiempo que asentía una y otra vez  con la cabeza de manera que no dejaba lugar a ninguna réplica.

-Entonces voy a llamar al abuelo para que me explique que es un arco iris.

-Pero el abuelo ahora no tiene el libro y no va a poder.

Imitando el tono y el timbre de su voz, Sebas se agachó y se puso frente a ella.

– Claro queu no va a poder porque en el libro solo pone lo que te he dicho yo, nada más, así que todo lo que te haya dicho el abuelo  es de  cosecha propia.

-¿El abuelo cosecha??

_Ya basta Mónica, deja de tomarme el pelo.  Son mas de las nueve  y en media hora tienes que acostarte, estoy cansado y no entiendo como a estas horas aún tengo que explicarte algo que deberías de saberte para mañana, creo que has tenido suficiente tiempo en toda la tarde para haber repasado el tema.

_¡¡¡Eres un aburrido!!!!- Y sin más se bajó de la cama de un brinco y corrió descalza hacía el baño con los ojos inundados de lágrimas.

-¿¿¡¡¡ Aburrido!!!??? ¿¿¡¡ Aburrido dices???  Y alzó la voz para que lo oyese –  yo no soy aburrido ¿¿me oyes??

Después de más de ocho horas entrando y saliendo de  la oficina, otra hora de atasco para volver a casa encontrarse a una niña con ganas de fantasear era una prueba de fuego, sobre todo si esa niña era tu hija, tiene siete años y siente una pasión desmesurada por su abuelo y sus batallitas fantasiosas.

-Papá soy yo ¿puedes explicarme  qué historia has contado ésta vez a mi hija?

-Ah hola hijo, je je je,  a ver ¿cuál de todas?

-A Mónica papá, ¿a cuál va a ser? Que yo sepa solo tengo una hija y te juro que va a ser así por los siglos de los siglos

-Amén hijo amén, qué mal humor tienes siempre, si cobraras a fin de mes por todo lo que gruñes te aseguro que vivíamos en un casorio descomunal en medio de una de esas urbanizaciones de postín a las afueras de…..

-¡¡Papá basta ya!!

-Pero hijo…

Arrojó el teléfono sobre el sofá; odiaba escucharse,  odiaba la manera que tenía de hablar  y tratar a todo el mundo, escupía rabia a todos por los que sentía un amor incondicional, más inexplicablemente se prodigaba en atenciones  y  en querer agradar a    personas que no le importaban en absoluto. Se supone que un relaciones públicas tiene que tener  la capacidad de conexionar con las personas, de establecer vínculos, de tender puentes, si era capaz de hacer todo eso en su trabajo, ¿ porque  resultaba tan complicado cuando trataba de hacerlo con los suyos?, debería de ser aún más sencillo y mucho más gratificante si cabe.  Con la palma de la mano abierta secó la humedad en los ojos, en la puerta Mónica le observaba, corrió hacia el sofá y cogió el teléfono.

-¿Abuelo?

-¡¡Móni!! ¿ y tu padre? Parece que se ha cortado

_No abu, que papá se  olvidó de que tenía puesta la sartén y salió volando y claro, te dejó plantado.

_Ahhh ya decía yo,¿ pero no es un poco tarde para no haber cenado?

_Ehhhhhh …….abuelo que luego te llama ¿vale?

Pulsó finalizar y se acercó a Sebas.

_ A mí me llaman cosas peores en el cole y no me enfado tanto, pero bueno, si te sienta tan mal que te lo llame lo retiro. Ya no eres un aburrido, ¡hale!

-Mónica no es eso, además tú te has enfadado también.

-Ya, pero lo mío es distinto, yo puedo llorar tú no.

-¿Ah no? ¿y porque no?

-Porque no papá, yo soy pequeña y me estoy haciendo y tú ya estás hecho.

Sebas la miró extrañado – ¿y eso que quiere decir?

-Pues eso, que yo puedo llorar y tú no.

 

Cuando volvió de acostarla en su habitación, se dejó caer en el sofá, estiró el brazo para bajar la intensidad  de la única luz que quedaba encendida y desahogó toda su hastiada tristeza.

 

El timbre del microondas sonó en la cocina justo cuando Sebas abrió la puerta de la habitación de Mónica,  ésta se asomó entre las sábanas y su sonrisa disipó cualquier huella de sombra que pudiera quedar de la noche anterior.

-Iris es una hermosa joven que lleva  hermanados en su cuerpo  la magia de los colores. Fue nombrada mensajera entre el cielo y la tierra, encargada por ello de proclamar el pacto entre los humanos y los dioses. Anuncia el fin de las tormentas, está casada con Céfiro, dios del viento del oeste,  Iris  igual de rauda  que su compañero,  es  capaz de  atravesar todas las regiones del mundo, bajar a las profundidades marinas y llegar hasta el último rincón del mundo subterráneo poniendo luz y color a la más negra oscuridad.

-¡¡Pero papá si esa es la historia que me contó el abuelo!! 

Sebas sentado al borde de la cama tomó en brazos a la niña.

Ayer entre sueños  recordé la leyenda que  el abuelo me   contaba para  que no me dieran miedo las tormentas. No es bueno olvidar de lo que estamos hechos ¿sabes?  así que voy a llamar al abuelo para que a partir de hoy me recuerde esas historias y   otras muchas cosas que necesito volver a descubrir.

Leha

4 comentarios

  1. !!Que alegría!.Pasear de nuevo por tu blog y sentir que sigo conectando contigo,tus alas embellecen el paisaje ,con esa mirada de niña que por medio de palabras ,de letras me regala esas pequeñas y grandiosas cosas que sostienen el mundo .Tu arco iris ha salido llenando el espacio de colores y sueños.Besos Leha.Elssa Ana

    23 junio, 2017 en 16:35

  2. “No es bueno olvidar de lo que estamos hechos…” Cuanta razón. Que facilidad tienes para poner en funcionamiento mis recuerdos. Gracias por traerme de nuevo a mi iaia Nata. Petonets sí sí, de miércoles y con acento.

    31 mayo, 2017 en 9:31

  3. Y así debieran ser todas las lecciones, de colores.
    Precioso, mi alitas.
    Muchísimos besos.

    29 mayo, 2017 en 17:06

  4. ¡¡¡Precioso, como todo lo que escribes!!!
    Te dejo un fuerte abrazo lleno de colores y toda la Felicidad
    que causa ver un Arco Iris!!!
    Besos miles …

    29 mayo, 2017 en 1:41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s