Tus palabras serán mis alas

Choque de Rumbos ( 2ª y Última Parte)

Al primer movimiento,  sintió  un golpe tosco y  lamigoso en la mejilla, una lengua empapada de  saliva  le lamió el rostro.

-¡¡Dioooosssssssss!!!! -se abalanzó bruscamente hacia la mata de pelo que escapó  ágil  entre aullidos a la vez que  su cuerpo resbaló torpemente  sobre las hojas de periódico cayendo al suelo.

-¡Fuera!! ¡¡Lárgate!!- Gritó furioso y se limpió la cara  untada de   babas con la manga del abrigo

Un pequeño  Fox terrier color negro estaba ahí sentado,  justo enfrente mirándolo fijamente.

– ¡¡Qué te largues !! No tengo nada que darte.

El perro ladeó la cabeza sin inmutarse.

-No me das pena – lo dijo con voz socarrona -y además  hueles a charca de rana,  así que  no te acerques ni un milímetro ¿entendido? ¡¡FUERAAA!!!

El animal se levantó de un brinco y asustado se alejó gimiendo .

-Encima llorica,¡¡ vaya ejemplar!!

Hizo algo parecido a una pelota con la colcha, la metió en la mochila  y se levantó.

Tras recorrer unos pocos metros  el animal apareció de nuevo y   lo adelantó corriendo, como si nada.

-¡¡Perro estúpido!!-  Farfulló con desdén y  se dirigió  hacia la papelera a  rebuscar algo de provecho. Recuperó un   resto de empanada  envuelto en una bolsa de plástico que se comió de un bocado.  Las puertas correderas se abrieron justo antes de que las cruzara, un grupo  de gente  al borde del césped del jardín  que adornaba  la entrada de la estación,  reía y voceaban palabras ilegibles. Acuciado por la curiosidad se dirigió  hacia el  pequeño tumulto, que  le abrieron paso  invitados por el hedor que desprendía.

El ejemplar de Terrier estaba empapándose frente  un aspersor. Brincaba, se ponía sobre sus patas traseras y andaba en círculo, después volvía  a su posición original y giraba rápidamente  sobre sí,  buscando con el hocico  el rabo, ladraba contento y volvía a repetir  su danza particular bajo la fina cortina de agua.

Al borde del jardincillo una lata recortada y marcada de óxido  hacía sonar sus paredes  a cada moneda que caía dentro, lanzadas por los más pequeños alentados por los padres.  El hombre quedó sorprendido.  Después de un largo rato, el perro paró en seco, sacudió con movimientos ágiles su cuerpo, salpicando y provocando que todos se alejaran unos pasos entre pequeños gritos; todos menos él, que se quedó  mirando al animal,  pensando quién de aquellos sería el dueño de ese singular perro. Agachó la cabeza y se encaminó hacia la verja abierta que encumbraba la salida.

Un breve  golpecito en la pierna le obligó  a mirar hacia el suelo. Allí estaba, empapado con el bote entre sus fauces, mirándolo con  ojos rebosantes de súplica y de un cariño desinteresado.

Se agachó,  el animal rápidamente aprovechó para colocar las dos patas en su rodilla, ese pequeño gesto provocó un  desajuste en su respiración  y  allí donde pensó que ya nada podría alcanzarlo,  un inexplicable escalofrío despertó una oleada de sentimientos.

Tomó la placa que asomaba entre el  pelaje acercando la cabeza para intentar descifrarlo.

-BO..¿qué pone aquí?? – URB- ¡ tienes la chapa mordisquada? –ON, ¡¡¿Bo…urbon??

El perro ladró contento

–  ¡¡No me mates!!, ¿¿¿¡¡¡Te llamas Bourbon!!!??? ¡¡¡Lo hubieras dicho antes amigo!!!, nadie que se llame así se resiste a estar mucho tiempo lejos de mí – y sacó la botella de nuevo  poniéndola delante del animal  y señalando con el dedo la etiqueta – Mira Bourbon, ¿ves? lee aquí , es tu nombre,  yo ya te llevaba conmigo antes de conocerte –Y  estalló en una tremenda carcajada mientras Bourbon le ofrecía a su nuevo amo, repicando la destartalada  lata de monedas.

Lehahiah

 cb375d43c0a850f174bfb2f6185def97

 

3 comentarios

  1. La soledad, encuentra la soledad y ambas conformaron este maravilloso relato.Un enorme beso con un sin din de alas!!!

    3 septiembre, 2016 en 18:15

  2. ¡¡¡Que bien lo haces Leha!!!!
    Es verdaderamente real, quién sino un Indigente tiene un perro como acompañante?
    La inteligencia del perro hace que esta persona, Afloje de su resistencia de tener de acompañante este ser, que lo encontró y los dos salvaron de estar solos !!!!
    Lindo Final !!!
    Besos con alas para que te lleguen a tu corazón!!!
    ¡¡¡Buen Fin de Semana!!!

    3 septiembre, 2016 en 2:53

  3. Dos solitarios que encuentran consuelo y un final feliz para los dos que unidos por la desgracia caminaran juntos.
    La inteligencia del perro buscando un amo y lo encuentra.
    Es muy real porque cualquier indigente por la causa que sea tiene al lado un perro fiel.
    Has retratado divinamente una situación que se palpa según la vas leyendo.
    Qué bien escribes Leha. Un beso mi niña.

    1 septiembre, 2016 en 22:26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s