Tus palabras serán mis alas

Agridulce (Pompas de Jabón) 2ª parte

Sigo pensando en Pablo, me tranquiliza, como cuando veo  salir por el palito las pompas en mi pompero y me quedo mirando como flotan…..

El pelo lo lleva largo, porque dice que le gusta así , además le sienta bien, y que la ropa le mola ancha, que mis amigos son pijos y que él es un pringaooo, así con muchas osss y cuando lo dice pone cara entre aburrido y estar comiendo pepinillos.

Lo conocí hace dos veranos cuando la abuela se empeñó en que bajara al pilón yo sola a recoger la ropa que había dejado en remojo en su tabla, parecía algo facilísimo y cuando llegué me encontré que había tres tablas de madera con ropa hecha un rebujo empapada y pensé que era toda nuestra; la abuela no me dijo que cada señora tenia una tablita donde frotan la ropa con jabón y la dejan allí no se bien para qué, pero allí la dejan. El caso es que yo me apresuré y recogí toda en el barreño, y cuando fui a subirlo del suelo , pesaba como si dentro hubiera piedras en vez de ropa.

_¡¡¡La que has “mangaoooo”!!!

Era Pablo que subido en su bicicleta empezaba a dar vueltas alrededor del pilón. Yo lo miraba sin saber que hacía allí y menos lo entendía cuando sus carcajadas subían y subían de volumen casi tanto como mis ganas de ahogarle dentro de ese pilón de agua oscura. Empecé a enfadarme y mucho, creo que me lo notó porque cuando me enfado y mucho tengo un tic en la cabeza y la muevo muy poquito pero muy rápido de un lado a otro como diciendo nonononono y eso debió de hacerle muchísima gracia (también le gustaba mucho, pero eso me lo contó en secreto mucho después) y tuvo que parar de pedalear del ataque de risa que le había entrado.

-¡¡¡¡¿¿No no no,no??!!!!. ¡¡Que sí que sí que sí- asentía a la vez con su cabeza- ¡que la has liado morrocotuda!!!!- y se tronchaba haciendo el ademán de agarrarse la barriga con los brazos.

Así estuvo un buen rato hasta que se cansó.

Entonces debí de darle pena, pues yo solo miraba el barreño y pensaba como hacer, al tiempo que apretaba los puños para no cerrar los ojos y  conseguía no dejar salir ni una lágrima que pudiera hacer que ese estúpido pudiera tener otro ataque de risa más.

-Vamos a ver niñita de capi, has”pispao” la ropa de medio  vecindario y ahora no puedes con todo ¿verdad? pero si es que te quieres llevar el ajuar completo de tres abuelas, y además chorreando agua!!! ¿¿pero tú de donde has salido? como ladrona no tienes precio!! _ y empezó a desternillarse de nuevo.

¡¡¡¿De tres abuelas?!!!! me dí cuenta de que había mezclado toda la ropa de las tres tablas y y que ahora no iba a ser capaz de distinguir entre todo ese montón qué era de cada una, pero ya me daba igual, seguro que la ropa de mi abuela sí la reconocería y la otra la repartiría en las tablas que quedaban ¡y listo!. No dije nada, saqué las prendas y empecé a colocarlas muy decidida, como haciendo saber que recordaba a que tabla  correspondía cada prenda  y eso hizo que él dejara poco a poco de reírse. Al final tiré el agua del fondo del barreño y volví a echar la ropa que pensé que era nuestra (solo acerté en un mantel, y dos trapos de cocina, lo demás era parece ser de una tal Eloísa y otra que no me acuerdo el nombre) el caso que fui a cogerlo,  pesaba algo menos pero  sentí  en la espalda  un crujido y después dolor,  me mordí el labio, pero no dije nada y comencé a andar calle arriba.

Cuando los brazos empezaron a tiritarme y mi espalda se torcía como la del jorobado de Notre Dame, Pablo me cortó el paso con su bici.

-Anda pon el balde en el porta paquetes que te lo subo.

-No gracias,  puedo sola-

El “sola” salió bajito, estaba a punto de que toda la ropa rodara por los suelos, los brazos me temblaban, pero ni loca iba a dejar que ese engreído se burlase más en mi cara.

-No te pongas borde, pesa mucho y te queda un buen trozo hasta casa de tu abuela, no vas a aguantar.

-Tú que sabrás donde vive mi abuela!!.

-Sé quién es tu abuela, quién eres tú y ¿sabes? me estas rayando, no te lo voy a pedir más veces, lo pones en la bici o me largo.

-¡¡Lárgate!!

-¡¡Ehhhhhh vale vaaaaaaaale!!!

Y de pronto abrió mucho los ojos y me ordenó:

-¡¡¡No te muevas!! tienes una avispa ahí justo encima de la oreja quietaquietaquieta  que seguro que te picaa!!

Tiró la bici,  bajó y yo…..

yo deje caer la ropa

……blanca…

………………….que dejo de ser blanca…

y fue una maraña de tizones negruzcos.

Su voz era un grito..

-¡¡Pero que haces niñaaaa!!

-Ahhhhhhhhhh!!!! iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiihh!! mis berridos no me dejaban oírle chillando -¡¡¡quítala quítalaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

_¡¡¡¡Pero si era mentira so tonta!!!, solo era para que parases de andar y cogerte el dichoso balde, ¡buena la has liado!- pero depués de todo aquello mis lágrimas ya  rodaban por mis mejillas  sin control.

-¡¡IDIOTAA!!!!!

Y asi es como desde entonces Pablo y yo siempre hacemos por vernos, (a escondidas eso si) lo pasamos requetebien juntos , aunque él es arisco e insoportable y yo según él una cursi de co…. uyyy como me descuide me la voy a acabar cargandoo.

Las campanas de la iglesia suenan nueve veces, está anocheciendo y Pablo no viene.

He dicho a la abuela y a mamá que no quiero cenar, que me duele un poco el estómago y casi es verdad, tengo nudos en las tripas que no me dejan comer, no me apetece ni una barrita de regaliz.

Lehahiah

14 comentarios

  1. Karmel

    No mi angelito yo no me he olvidado, como lo iba a hacer, pero tú sabes que siempre suelo llegar tarde, porque donde hay confianza… a ver si luego estamos.

    Tus relatos siempre me llegan al alma, suben el ánimo y alegran el momento, por lo hermoso pero sencillo, porque son relatos muy sentido y con un final seguro que será por lo que dejas asomar, esperanzador…

    Me fascina tu facilidad para escribir esta clase de relatos o cuentos, creo que deberías escribir libros con estos relatos, y presentarlos a algún concurso literario,

    Eres magnifica escribiendo estos y otros cuentos de ambiente medieval, no los olvido.

    Muchos, muchos besos para ti, alitas.

    6 octubre, 2012 en 21:55

  2. Pado como una estrella fugaz a dejarte miles de mordiskitos y muchos muaksssssssss que no me olvido lo que me falta tiempo

    6 octubre, 2012 en 15:08

  3. Una historia que me acerca a tu niña,tu infancia,parte de tu vida que se asoma al espejo de tus sueños…y refleja la belleza de los sentimientos…esas alas de lehahiah y Pablo en un pasado, que toma bellisimas formas en el presente de tu escritura,un relato lleno de la esencia de tu sensibilidad y estilo que llega de tu mano, de un modo muy especial y original.Besos y abrazos Muakkkkkssss Elssa Ana

    6 octubre, 2012 en 1:24

  4. Escribi algunas palabritas mal……ahora me doy cuenta……

    5 octubre, 2012 en 21:43

  5. Algo me decía que Pablo era un tierno buscando a una chiquilla!!!!!!..y no como puse en la antrior …que pensaba que se habia perdido…..
    tu le estas tomando cariño..a la historia y a la niña…y lo trasmites tan lindo .
    que me estoy encariñando tabm..con esta historias

    miles de besitos y cariños….
    como siimpre…MI leha..siempre a tu lado……

    5 octubre, 2012 en 21:36

  6. eles

    Escribir debe ser como sumergirse en un universo, del que nunca se sabe como se va a salir …
    Pobre pablo tiene pinta de bueno , eso si algo travieso
    Muy bonito alitas muakis

    4 octubre, 2012 en 23:47

  7. Llego con ventaja :D, ya sé que es ficción… pero aun así, Cris tiene algo de ti, mi Alitas y me encanta de que así sea!!
    Es súper entrañable, y como a la mayoría de las niñas – adolescentes (y no tanto, jijijiji), nos gustan los “chicos malos”, esos que van de duros, pero que son muy tiernos con nosotras 😉

    ¡Ahí va, pero si las pompitas de jabón las va lanzando la bici de Pablo, que preciosidad! Seguro que la ha “apañado” para que las sople para Cris 🙂

    Miles de besitos mi cielico, todos y cada uno con muchísimo cariño para ti!!!

    4 octubre, 2012 en 22:05

  8. A ver..ooorden!!! me veo obligada obligadísima a hacer una aclaracion…mi querido Dess , mi ojazos …Anitaaaa …NO SOY LA NIÑA DE LA HISTORIA ajjajajajajaj…es pura ficción pero imagino que de alguna manera sí pueda entretejerse algún que otro recuerdo y que Cris, porque esta niña se llama Cris (lo vereis en la proxima entrega) lleve parte de mi forma de sentir cuando era una pequeñaja…
    ¿Pero sabeis?? me encantaría haberlo sido …..porque a este personajito le cogí mucho cariño mientras lo perfilaba con palabras…
    Un abrazo grandote …tamaño XXL que os envuelva a todos…muakkkkkkkkkkkkkk con alitasssssssssssssssssssss

    4 octubre, 2012 en 17:20

    • Ahm, entonces tenía razón cuando pensaba que el relato era mera ficción, ya me extrañaba a mí que te asustaras de una avispita de nada, si llega a ser un dragón la cosa ya tendría su pase.

      4 octubre, 2012 en 17:26

  9. Llámame gilipollas, pero con ganas, porque tras leer los comentarios he visto que la niña eras tú 😀 vaya, pues doble felicidades entonces.

    4 octubre, 2012 en 12:15

  10. gaviotasinamor

    NIña, me encanta como eras de pequeña, un cielo con alas como lo eres ahora ¿Y Pablo sigue a tu lado? sabes me has recordado mi infancia cuando mi madre iba a lavar la ropa, al pilón y yo muy chiquita iba a su lado cogida del delantal…qué tiempos tan felices aquellos…un relato precioso mi ángel sabes tocar nuestras fibras sensibles muy bién
    Muchos besos corazón

    4 octubre, 2012 en 11:31

  11. Te enamoraste como una tonta… Pero que recuerdos tan bonitos ¿verdad?
    Besitos
    Ana

    4 octubre, 2012 en 8:11

  12. Bonito, bonito, bonito… y además de verdad!…. me has dejado anonadado con esa picardía infantil, con esa forma de relatar, con esa complicidad de unos críos con cuerpo de grandes. Chapeau amigüita! No sé si es enamoramiento, pero si que sé que es complicidad, y eso me encanta.
    Un muy fuerte abrazo y un beso muy dulce. Dulces sueños y feliz amanecer.

    4 octubre, 2012 en 0:03

  13. Qué manera más tierna de narrar un enamoramiento, me ha encantado, que lo sepas, no puedo ni hacer una gracia soez al respecto, y eso que empezaste bien con el pelo largo, que decirle eso a un calvo es como mentarle el kamasutra a un eunuco.

    Besos niña, precioso relato.

    3 octubre, 2012 en 22:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s