Tus palabras serán mis alas

El alma y las cuatro esposas

146178ORIENTAL20LADY20DREAMS-1.jpg picture by leha67

Había una vez un rey que tenia cuatro esposas.

Él amaba a su cuarta esposa más que a las demás, la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas. Solo le daba lo mejor.

También amaba mucho a su tercera esposa y siempre la exhibía en los reinos vecinos. Sin embargo, temía que algún día ella se fuera con otro.

También amaba a su segunda esposa. Ella era su confidente y siempre se mostraba bondadosa, considerada y paciente con él. Cada vez que el rey tenía un problema, confiaba en ella para ayudarle a salir de los tiempos difíciles.

La primera esposa del rey era una compañera muy leal y había hecho grandes contribuciones para mantener tanto la riqueza como el reino del monarca. Sin embargo, él no amaba a su primera esposa, y aunque ella le amaba profundamente, apenas se fijaba en ella.

Un día, el rey enfermó y se dio cuenta que le quedaba poco tiempo. Pensó acerca de su vida de lujo y caviló: “Ahora tengo cuatro esposas conmigo, pero cuando muera… ¡estaré solo!”.

Así que le preguntó a su cuarta esposa:
“Te he amado más que a las demás, te he dotado con las mejores vestimentas y te he cuidado con esmero. Ahora que estoy muriendo… ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?”
“¡Ni pensarlo!”, contestó la cuarta esposa, y se alejó sin decir más palabras.
Su respuesta penetró en su corazón como un cuchillo filoso.

El entristecido monarca le preguntó a su tercera esposa:
“Te he amado toda mi vida. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?”
”¡No!”. Contestó su tercera esposa. “¡La vida es demasiado buena! ¡Cuándo mueras, pienso volver a casarme!”
Su corazón experimentó una fuerte sacudida y se puso frío.

Entonces preguntó a su segunda esposa:
“Siempre he venido a ti por ayuda y siempre has estado allí para mí. Cuando muera, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?”
“¡Lo siento, no puedo ayudarte esta vez!”, Contestó la segunda esposa. “Lo más que puedo hacer por ti es enterrarte”.
Su respuesta vino como un relámpago estruendoso que devastó al rey.

Entonces escuchó una voz:
“Me iré contigo y te seguiré donde sea que tú vayas”. El rey dirigió la mirada en dirección de la voz y allí estaba su primera esposa. Se veía tan delgaducha, tan desmejorada…
Profundamente afectado, el monarca dijo:
“¡Debí haberte atendido mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo!”

En realidad, todos tenemos cuatro esposas en nuestras vidas.

Nuestra cuarta esposa es nuestro cuerpo.
No importa cuanto tiempo y esfuerzo invitamos en hacerlo lucir bien, nos dejará cuando nos muramos.

Nuestra tercera esposa es nuestras posesiones, condición social y riqueza. Cuando muramos, irán a parar a otros.

Nuestra segunda esposa es nuestra familia y amigos.
No importa cuánto nos hayan sido de apoyo aquí, lo más que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro.

Y nuestra primera esposa es el alma, frecuentemente ignorada en la búsqueda de la fortuna y el poder . Sin embargo, nuestra alma es la única que nos acompañara donde quiera que vayamos.

5 comentarios

  1. PEDACITOS DE INDIRA

    UN CUENTO QUE DICE MUCHO DEL EGOISMO Y TAMBIEN DEL VERDADERO AMOR EL ALMA TIENE LUZ PROPIA HE ILUMINA SIN DARNOS CUENTA, EN VEZ DE DESISTIR DE ENCONTRAR UN ALMA BUENA, UNA MIRADA AL ALMA COMO DICE MIR A VECES ES PARA LLORAR FELIZ DIA BESITOSSSS

    26 agosto, 2009 en 11:41

  2. PEDACITOS DE INDIRA

    HOLAAAAAA CARIÑO YA VENIA PA CAAAAA SOLO A DESEARTE UNAS BUENAS NOCHES Y MAÑANA VENGO PA LEER ESTA ENTRADA QUE ES MU TARDE YAAAAA A VERRRR QUE CUENTAS EN ELLA FELIZ NOCHE BESITOSSSSSSSSSSSSSSSS

    25 agosto, 2009 en 23:53

  3. EOS

    En nuestras manos tenemos la oportunidad de transformar nuestra alma en un diamante, para que un día llegue a brillar con luz propia.Dulce noche y feliz amanecerBeso dulce y un abrazo grande

    25 agosto, 2009 en 0:11

  4. Nacho

    Precioso cuento… es importante cuidar todos los aspectos de la vida, pero sin olvidar lo esencial… dulces sueños Leha

    25 agosto, 2009 en 0:04

  5. ℓσrєnιtα

    Que bonito! el alma… algo que no se vé pero habita en nosotros, nuestro encanto, nuestra esencia…Preciosaaaaa un besito perdido!

    25 agosto, 2009 en 0:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s