Tus palabras serán mis alas

Más reciente

REJILLA DE ENERGÍA

 

Somos Energía

Y la Energía

ni se crea

ni se destruye

Tan solo….

Se transforma

 

 


 

Choque de Rumbos (1º PARTE)

73d470a35cc298cbc26d3581098a0bda

Aquél sería  un buen lugar.

Las estaciones de tren  conservan intrínseca esa  nube de nostalgia, de esperanza, azuzado con el inigualable  relente que desprende el  calor humano.

Las  salas de viajeros, los andenes, los trenes,   guardan similitudes con el trasiego  de la huida, del  ir y volver, del esperar, del cambio de rumbo, en definitiva el permutar de la propia vida. Posiblemente esa analogía con su propia existencia, fue lo que inconscientemente lo llevó hasta allí.  No era momento de esbozar un  esquema de su pasado, revisar  la  cadena de desaciertos no lo conduciría hasta el  primer eslabón donde todo se rompió, hasta llegar al  oscuro agujero de la indigencia.

 

Mientras desmembraba las hojas del periódico para mitigar el gélido tacto del banco, le pareció aspirar el olor del algodón que desprendían las sábanas inmaculadamente blancas,   mullidas por la  humedad del mar en las noches de verano de Porto Santo; la  calidez embriagada de oscuridad ocupando cada rincón de la habitación, junto con el  rugido  eterno de las aguas, concedía al cuerpo un peso  invisible haciendo el descanso, extraordinariamente placentero .

 

Se estremeció.

Ansiaba el día que pudiera abrir la cárcel donde condenados penaban  los recuerdos,   los rescataría y los  escondería al fondo de unas páginas a modo de hermosos pétalos marchitos,  y en ese  improvisado pasaporte hacia ninguna parte,  los enviaría con destino  hacia las fronteras del olvido. Todo comenzaría a  ser al  fin distinto, tendría  un agujero limpio y mudo sin heridas que sangran constantemente, donde se huye  lejos de  la feroz realidad hacia espejismos de un pasado irrecuperable y  sin  volver estrellándose contra el muro de  de la verdad,  con el aire de los pulmones mermado y sin rastro de luz en la mirada.

Se acurrucó en una esquina  entre el asiento y el respaldo de hierro, se cubrió por completo  con la  colcha rescatada  del un contenedor asaltado aquella misma mañana.

Sitió asco, asco de la colcha, asco de la gente, asco de sí mismo. Acarició el contorno de la botella asentada en  el bolso  interior del gabán. Echó un trago, dejó que parte del licor resbalara por la comisura de los labios hasta la barbilla, volvió a echar otro trago más largo  y  otro más……

Un aire  húmedo  y  templado lo despertó.  Apenas podía despegar los párpados,  el aturdimiento de la resaca era un candado en los ojos; un jadeo entrecortado encima de su oreja lo dejó paralizado.

Alguien estaba ahí mismo.

Por el tufillo que desprendía,  podía tratarse de otro indigente que se hubiera  acercado para robarle alguna de sus escasas y famélicas pertenencias.  Se quedó quieto, haciéndose el dormido, esperando a que el peligro se alejase. Pasaron varios minutos, lo que estuviera  ahí seguía expulsando aire sofocado,   así que decidió que lo mejor sería enfrentarse a ello.

Una maraña de pelo sucio es lo primero que atisbaron sus ojos cuando consiguió abrirlos minimamente , ¿¡Qué diantres era eso!?- movió despacio la cabeza para mejorar su visión, apretó los puños, tensando todos los  músculos de su cuerpo, preparado para un inevitable ataque…

Leha

 

Cuando Duermas

 
  
 

Cuando duermas

entraré de puntillas en el desván de tu mundo.

A los pájaros de la memoria abriré sus jaulas

acariciando pasados,

   ancianos reposando en sus lechos…

Y al abrir las puertas del presente

 silbará un nuevo viento en el rostro,

     convirtiéndome en lo que tú imaginaste siempre.

Volveré para ser,

lo que tú quieras que sea

  prometo no naufragar

en las aguas de mis tormentas

me quedaré quieta,

dejándome empapar por las mareas

muy cerca de ti.

Y cuando el tiempo me arrastre

y este hoy  sea ayer,

 permaneceré sin gesto ni forma

ondulando a tu lado, 

como una apacible sensación 

que al cerrar los ojos,

llegara alcanzándote.

   Una vertiginosa caída

  desde la cruz de tu espalda 

al precipicio de tu ombligo,

  un mar de gotas salpicándote el pecho,

y deshecha en tu cuello

 te abrazaré en el vano empeño 

de pronunciar tú, mi nombre.

   Fugitivas, voz y memoria

 prenderán sus alas de mariposa

  para alzar  el  vuelo hasta mí.

Leha

(Reedición) 

De bosques, de ríos ….de ella con toda su luz.

En el corazón del bosque, balbucea el río. Muy cerca de allí escondida,  se encuentra  una pequeña casa de piedra,  aderezada por  un coqueto jardín salpicado de  rosas,  petunias,  lavanda  y otras muchas  flores difíciles de enumerar.

Dentro, crece una esplendorosa palmera que da cobijo a una fuente agraciada con las figuras de unos pájaros que se inclinan para beber de su agua. En la fachada, dos balaustradas de forja acunan varias macetas con geranios encarnados, otorgándose así un dulce sabor a cuento. Resguardadas bajo el porche, un par de   formidables vasijas  se rellenan  con  hortensias y con  una aspidistra  de  gran tamaño,  que  rinde  homenaje a su apodo (planta de la abuela)  durmiendo  el tiempo entre sus magníficas  hojas.  Suspendidas en varias traviesas  de madera, en  uno de los tejadillos, cuelgan diversas cestas de mimbre de diferentes tamaños, dispuestas a albergar cualquier fruto presto a  recolectarse; al lado de la puerta, sendos sillones reclaman ser ocupados  bajo la vigilante presencia  de un antiguo  reloj de estación, donde en una  de  sus  esferas,  las agujas quedaron enganchadas a un instante perdido.

 

00ead-parafimdepostadhjafh

 

 

 

Ella está descansando al amparo  de un pequeño árbol, que insiste en extender sus ramas para proteger su calma y expeler el sofocante calor. Repasa  las páginas de un libro arcaico, rescatado de lo alto de  alguna repisa.  Avanza las devastadas  hojas con una delicadeza extrema, intentando no dañar con sus dedos, el  papel que a cada movimiento cruje en su particular lamento, dejando así  testimonio de su  dolor por el paso  de los años.

Quisiera saber qué es lo que la  lleva a abandonar la diligencia de las  letras y marchar sin moverse, a un punto incierto que a simple vista  no logro descubrir. Así,  con la mirada posada en alguna parte ajena a mis ojos,   tengo la certeza  de  que  es ahí,  justo ahí,  donde pudiera  entender lo que me fascina de ella.

Y no  es el ímpetu de su pelo, ni  la sonrisa  clareando entre sus labios, ni  sus ojos ingeniosos y ocurrentes, ni el arrebato que sostiene su cuerpo,  es otra cosa que no acierto a descifrar  y  que en  cada una de sus formas de sus gestos, se acomoda de manera tan natural,  como insondable   es  su origen.

Vuelvo a buscar  ese punto inexacto donde  se  encuentra y acaricio la posibilidad de que tal vez   ella realice esa “huida”  a menudo,  para  reunirse con todas ellas, las mismas  que conforman su existencia, desde hoy hasta siempre y justo sea ese  su gran secreto,  el que  concede  a su alma,  el privilegio de guardar e irradiar una  irresistible y maravillosa luz.

( Con infinito cariño  para mi querida Julia Núñez.)

Leha

 

216822_1717102892245_1378436637_31606657_4154016_n

 

Sustancial

2

Y todo lo que es

y todo lo que importa

se comprime en la brevedad de su latido 

que desbarata de un soplo

todos mis puntos cardinales.

Leha

 

 

 

ÚNICO

Rómpete

Sal y juega a una sola carta

Todo o nada

Arriésgate

Sin miedo

Arroja  tu escudo

Baja la guardia

Morir no es perder

Atrévete

Nada volverá a ser lo mismo

¿Serás capaz de intentarlo?

Leha

44d13621cdda1219208944719d17224e

PRESAGIO

 

 

Aunque la  pólvora no deje de escupir bocanadas de  humo entre los escombros.

Aunque la ciudad tiemble como una madre sordomuda

a la que robaron sus hijos delante de sus ojos,

quedando en medio del  desierto,

la mujer sola y desnuda,

viuda del amor de su vientre.

En medio de ese cataclismo,

o de cualquier otro

tendré la certeza,

que el  único lugar seguro en este mundo

se encuentra, en el epicentro de tus brazos.

 Leha

7f4998968559c82f130b12138ded5e45

 

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Icástico

“Igualdad significa que todos pueden ser diferentes sin temor” (Odo Marquard)

Historias tras tu DNI

Aquí, todo el mundo puede sentirse identificado

♣ єρσ¢ค ∂σяค∂ค ♣

Un paso hacia atrás en el tiempo.

El Rincón de efe

Vivencias de un contador de cosas.

byluis7

« me arrodillo por las noches ante tigres que no me dejarán ser. »

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

Hospital de Día

Salud Mental Perú

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

El Ático del Alma

Tu corazón es libre ten el valor de escucharlo

Soy Neurasténica

(neurótica-histérica)

Reflexiones de una psicóloga

La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada

Árbol en tierras Salvajes

Todos Buscamos respuestas, yo tengo algunas y quiero compartirlas contigo

neofreemind

Quemando tiempo.

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

ivdorado.es

Historias y opiniones personales

Rotze Mardini

By Rotze Mardini

Rukadecolores

"Rukadecolores" by Vero Tapia

aspirante a loco

la cruda realidad... con vestidos de ficción

Media de Bravas

Harder, better, faster y también stronger

Blog de Juanjo Castro

Memorias de un amnésico

SALTO AL REVERSO

Somos una búsqueda, una exploración creativa. Somos poetas, cuenteros, fotógrafos, ilustradores...

Las Letras Inquietas de un Escritor Novel

Un espacio para dar a conocer novedades literarias y más...

El Blog de Joaquín Sarabia

Pensamientos Libres

Greg D.

♪♫•*¨*•.¸¸❤¸¸.•*¨*•♫♪ (Del corazón con amor) ♪♫•*¨*•.¸¸❤¸¸.•*¨*•♫♪

Pensamientos complejos

Voces interiores que rodean mi mundo, que guían mis acciones y alteran la realidad

Notas al margen

chojesus

Poesias y pensamientos

El cuento inacabado

Si tienes un momento y te apetece leer...

NOCHES DE DICIEMBRE

POEMAS Y MÚSICA

Mis ideas cotidianas

El lugar donde me gusta escribir...mi blog :)

Nómadas.

Filosofía, Literatura, Religión.

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Palagrafías

Captamos instantes a través de las palabras y de la fotografía

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 317 seguidores