Tus palabras serán mis alas

Más reciente

REJILLA DE ENERGÍA

 

Somos Energía

Y la Energía

ni se crea

ni se destruye

Tan solo….

Se transforma

 

 


 

Cuentos oscuros

  

Me costó mucho tiempo entender porqué dejé de leer cuentos siendo aún una niña. Aquellas historias aparentemente  inofensivas, instruidas con dibujos tiernos, camuflaban en sus páginas actos despiadados y macabros que entonces no llegaba  a comprender.

doras-box

Y es que recuerdo que  justo después de acabar cada  libro, me asaltaba en la nuca  un relente ,  un aliento crudo y coagulado que  rápidamente se esparcía  por mi espalda con pellizcos   de escarcha.

Durante días, permanecía con la misma  sensación de frío húmedo, acompañado de  unos dedos  pétreos e invisibles que apretaban con una fuerza sobrehumana mis dos muñecas, dejando endebles y temblorosas mis pequeñas manos.

Leha

Desde la Pecera

diving-455765_960_720

Vivo en una pecera recluido del mundo, inmerso en ti.

Nado las curvas  que cierran la  eternidad de tu cuerpo.

Me alimento en la sutura que  dibujan  tus labios  cuando besas al mundo cada mañana.

Buceo en tus zapatos para conquistar  las calles contigo

                                 y me abrazo a este sueño que me aferra a la vida:

El que llegue pronto el día que naufragues rendida,

                                 sobre la arena de mi playa desierta.

Leha

Momento Azul

Sentada en la última mesa del último bar

mi bolso esta abierto

mi vaso vacío.

Desde donde estoy no  distingo si en la calle  está comenzando a llover, pienso que sí porque aquí dentro, el aire se volvió viscoso y  me reta una y otra vez en  pegar mi pelo cerca del rostro.

Me imagino observada desde fuera y veo una  de esas estampas sombrías en color sepia que rezuman melancolía, de bordes quemados  y formas ondulantes.

Me río. ¡ La de idioteces que se pueden llegar a pensar bailando en el fondo de un vaso vacío!

El sonido del blues se baraja con una montaña de voces y apenas lo puedo escuchar ya,   demasiada gente para tan pocos metros . Cierro el bolso y   guardo el vaso entre los pliegues del abrigo, sé que desde el principio me gustó , creo que es por  su intenso color  azul, azul como el blues que llegó y se posó dentro del vaso vacío  donde bailé sola

                                           a solas

                                                                      contigo.

36678ace7b8139245b8efb65dfe01920-crop

 

 

(Reedición)

Lehahiah

Choque de Rumbos ( 2ª y Última Parte)

Al primer movimiento,  sintió  un golpe tosco y  lamigoso en la mejilla, una lengua empapada de  saliva  le lamió el rostro.

-¡¡Dioooosssssssss!!!! -se abalanzó bruscamente hacia la mata de pelo que escapó  ágil  entre aullidos a la vez que  su cuerpo resbaló torpemente  sobre las hojas de periódico cayendo al suelo.

-¡Fuera!! ¡¡Lárgate!!- Gritó furioso y se limpió la cara  untada de   babas con la manga del abrigo

Un pequeño  Fox terrier color negro estaba ahí sentado,  justo enfrente mirándolo fijamente.

– ¡¡Qué te largues !! No tengo nada que darte.

El perro ladeó la cabeza sin inmutarse.

-No me das pena – lo dijo con voz socarrona -y además  hueles a charca de rana,  así que  no te acerques ni un milímetro ¿entendido? ¡¡FUERAAA!!!

El animal se levantó de un brinco y asustado se alejó gimiendo .

-Encima llorica,¡¡ vaya ejemplar!!

Hizo algo parecido a una pelota con la colcha, la metió en la mochila  y se levantó.

Tras recorrer unos pocos metros  el animal apareció de nuevo y   lo adelantó corriendo, como si nada.

-¡¡Perro estúpido!!-  Farfulló con desdén y  se dirigió  hacia la papelera a  rebuscar algo de provecho. Recuperó un   resto de empanada  envuelto en una bolsa de plástico que se comió de un bocado.  Las puertas correderas se abrieron justo antes de que las cruzara, un grupo  de gente  al borde del césped del jardín  que adornaba  la entrada de la estación,  reía y voceaban palabras ilegibles. Acuciado por la curiosidad se dirigió  hacia el  pequeño tumulto, que  le abrieron paso  invitados por el hedor que desprendía.

El ejemplar de Terrier estaba empapándose frente  un aspersor. Brincaba, se ponía sobre sus patas traseras y andaba en círculo, después volvía  a su posición original y giraba rápidamente  sobre sí,  buscando con el hocico  el rabo, ladraba contento y volvía a repetir  su danza particular bajo la fina cortina de agua.

Al borde del jardincillo una lata recortada y marcada de óxido  hacía sonar sus paredes  a cada moneda que caía dentro, lanzadas por los más pequeños alentados por los padres.  El hombre quedó sorprendido.  Después de un largo rato, el perro paró en seco, sacudió con movimientos ágiles su cuerpo, salpicando y provocando que todos se alejaran unos pasos entre pequeños gritos; todos menos él, que se quedó  mirando al animal,  pensando quién de aquellos sería el dueño de ese singular perro. Agachó la cabeza y se encaminó hacia la verja abierta que encumbraba la salida.

Un breve  golpecito en la pierna le obligó  a mirar hacia el suelo. Allí estaba, empapado con el bote entre sus fauces, mirándolo con  ojos rebosantes de súplica y de un cariño desinteresado.

Se agachó,  el animal rápidamente aprovechó para colocar las dos patas en su rodilla, ese pequeño gesto provocó un  desajuste en su respiración  y  allí donde pensó que ya nada podría alcanzarlo,  un inexplicable escalofrío despertó una oleada de sentimientos.

Tomó la placa que asomaba entre el  pelaje acercando la cabeza para intentar descifrarlo.

-BO..¿qué pone aquí?? – URB- ¡ tienes la chapa mordisquada? –ON, ¡¡¿Bo…urbon??

El perro ladró contento

–  ¡¡No me mates!!, ¿¿¿¡¡¡Te llamas Bourbon!!!??? ¡¡¡Lo hubieras dicho antes amigo!!!, nadie que se llame así se resiste a estar mucho tiempo lejos de mí – y sacó la botella de nuevo  poniéndola delante del animal  y señalando con el dedo la etiqueta – Mira Bourbon, ¿ves? lee aquí , es tu nombre,  yo ya te llevaba conmigo antes de conocerte –Y  estalló en una tremenda carcajada mientras Bourbon le ofrecía a su nuevo amo, repicando la destartalada  lata de monedas.

Lehahiah

 cb375d43c0a850f174bfb2f6185def97

 

Choque de Rumbos (1º PARTE)

73d470a35cc298cbc26d3581098a0bda

Aquél sería  un buen lugar.

Las estaciones de tren  conservan intrínseca esa  nube de nostalgia, de esperanza, azuzado con el inigualable  relente que desprende el  calor humano.

Las  salas de viajeros, los andenes, los trenes,   guardan similitudes con el trasiego  de la huida, del  ir y volver, del esperar, del cambio de rumbo, en definitiva el permutar de la propia vida. Posiblemente esa analogía con su propia existencia, fue lo que inconscientemente lo llevó hasta allí.  No era momento de esbozar un  esquema de su pasado, revisar  la  cadena de desaciertos no lo conduciría hasta el  primer eslabón donde todo se rompió, hasta llegar al  oscuro agujero de la indigencia.

 

Mientras desmembraba las hojas del periódico para mitigar el gélido tacto del banco, le pareció aspirar el olor del algodón que desprendían las sábanas inmaculadamente blancas,   mullidas por la  humedad del mar en las noches de verano de Porto Santo; la  calidez embriagada de oscuridad ocupando cada rincón de la habitación, junto con el  rugido  eterno de las aguas, concedía al cuerpo un peso  invisible haciendo el descanso, extraordinariamente placentero .

 

Se estremeció.

Ansiaba el día que pudiera abrir la cárcel donde condenados penaban  los recuerdos,   los rescataría y los  escondería al fondo de unas páginas a modo de hermosos pétalos marchitos,  y en ese  improvisado pasaporte hacia ninguna parte,  los enviaría con destino  hacia las fronteras del olvido. Todo comenzaría a  ser al  fin distinto, tendría  un agujero limpio y mudo sin heridas que sangran constantemente, donde se huye  lejos de  la feroz realidad hacia espejismos de un pasado irrecuperable y  sin  volver estrellándose contra el muro de  de la verdad,  con el aire de los pulmones mermado y sin rastro de luz en la mirada.

Se acurrucó en una esquina  entre el asiento y el respaldo de hierro, se cubrió por completo  con la  colcha rescatada  del un contenedor asaltado aquella misma mañana.

Sitió asco, asco de la colcha, asco de la gente, asco de sí mismo. Acarició el contorno de la botella asentada en  el bolso  interior del gabán. Echó un trago, dejó que parte del licor resbalara por la comisura de los labios hasta la barbilla, volvió a echar otro trago más largo  y  otro más……

Un aire  húmedo  y  templado lo despertó.  Apenas podía despegar los párpados,  el aturdimiento de la resaca era un candado en los ojos; un jadeo entrecortado encima de su oreja lo dejó paralizado.

Alguien estaba ahí mismo.

Por el tufillo que desprendía,  podía tratarse de otro indigente que se hubiera  acercado para robarle alguna de sus escasas y famélicas pertenencias.  Se quedó quieto, haciéndose el dormido, esperando a que el peligro se alejase. Pasaron varios minutos, lo que estuviera  ahí seguía expulsando aire sofocado,   así que decidió que lo mejor sería enfrentarse a ello.

Una maraña de pelo sucio es lo primero que atisbaron sus ojos cuando consiguió abrirlos minimamente , ¿¡Qué diantres era eso!?- movió despacio la cabeza para mejorar su visión, apretó los puños, tensando todos los  músculos de su cuerpo, preparado para un inevitable ataque…

Leha

 

Cuando Duermas

 
  
 

Cuando duermas

entraré de puntillas en el desván de tu mundo.

A los pájaros de la memoria abriré sus jaulas

acariciando pasados,

   ancianos reposando en sus lechos…

Y al abrir las puertas del presente

 silbará un nuevo viento en el rostro,

     convirtiéndome en lo que tú imaginaste siempre.

Volveré para ser,

lo que tú quieras que sea

  prometo no naufragar

en las aguas de mis tormentas

me quedaré quieta,

dejándome empapar por las mareas

muy cerca de ti.

Y cuando el tiempo me arrastre

y este hoy  sea ayer,

 permaneceré sin gesto ni forma

ondulando a tu lado, 

como una apacible sensación 

que al cerrar los ojos,

llegara alcanzándote.

   Una vertiginosa caída

  desde la cruz de tu espalda 

al precipicio de tu ombligo,

  un mar de gotas salpicándote el pecho,

y deshecha en tu cuello

 te abrazaré en el vano empeño 

de pronunciar tú, mi nombre.

   Fugitivas, voz y memoria

 prenderán sus alas de mariposa

  para alzar  el  vuelo hasta mí.

Leha

(Reedición) 

La librería de Chelo

Aquí encontrarás comentarios de libros, poemas, música, lugares mágicos, homenajes, momentos inolvidables, pensamientos, reflexiones y ficción. Un lugar dedicado a las palabras, también a las tuyas, a las que desees dejarnos.

La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo

Sobre motivación, liderazgo y regeneración

Icástico

“Igualdad significa que todos pueden ser diferentes sin temor” (Odo Marquard)

Historias tras tu DNI

Aquí, todo el mundo puede sentirse identificado

♣ єρσ¢ค ∂σяค∂ค ♣

Un paso hacia atrás en el tiempo.

byluis7

« me arrodillo por las noches ante tigres que no me dejarán ser. »

Te miro me miras... Nos miramos

El blog de María G. Vicent

Hospital de Día

Salud Mental Perú

franciscojaviertostado.com

Historia, medicina y otras artes...

El Ático del Alma

Tu corazón es libre ten el valor de escucharlo

Soy Neurasténica

(neurótica-histérica)

Reflexiones de una psicóloga

La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada

Árbol en tierras Salvajes

Todos Buscamos respuestas, yo tengo algunas y quiero compartirlas contigo

neofreemind

Quemando tiempo.

Zambullida's Blog

Sobre la belleza de lo humano

Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

ivdorado.es

Historias y opiniones personales

Mi mundo de sueños

By Rotze Mardini

Rukadecolores

"Rukadecolores" by Vero Tapia

aspirante a loco

la cruda realidad... con vestidos de ficción

Media de Bravas

Harder, better, faster y también stronger

Blog de Juanjo Castro

Memorias de un amnésico

SALTO AL REVERSO

Somos una búsqueda, una exploración creativa. Somos poetas, cuenteros, fotógrafos, ilustradores...

Las Letras Inquietas de un Escritor Novel

Un espacio para dar a conocer novedades literarias y más...

El Blog de Joaquín Sarabia

Pensamientos Libres

Pensamientos complejos

Voces interiores que rodean mi mundo, que guían mis acciones y alteran la realidad

Notas al margen

chojesus

Poesias y pensamientos

El cuento inacabado

Si tienes un momento y te apetece leer...

NOCHES DE DICIEMBRE

POEMAS Y MÚSICA

Mis ideas cotidianas

El lugar donde me gusta escribir...mi blog :)

Nómadas.

Filosofía, Literatura, Religión.

la recacha

Una recacha es un sitio donde uno se siente a gusto, protegido. Un entorno adecuado para reflexionar sobre la vida...

Palagrafías

Captamos instantes a través de las palabras y de la fotografía